Preguntas y respuestas

¿Estás pensando en instalar autoconsumo fotovoltaico en tu vivienda, bloque de pisos o empresa y tienes dudas al respecto? En esta sección, damos respuestas a las preguntas más frecuentes sobre el autoconsumo.

Para cualquier otra consulta, envía un correo a info@unef.es

  • Las instalaciones cuestan cada vez menos, debido a que la tecnología fotovoltaica ha reducido sus costes de forma considerable en los últimos años y también el coste de las baterías se ha reducido, aunque en menor medida.

  • Una instalación de autoconsumo en una zona de buena insolación, con una potencia instalada igual o menor a la potencia contratada, produce aproximadamente un 35% de la electricidad que necesita, lo que implica un ahorro en el término variable de la factura de un 35%. Considerando que la vida útil de la instalación es de 20 a 25 años, el ahorro en los gastos energéticos es considerable, y es aún superior si la instalación cuenta con un sistema de almacenamiento.

  • Cuanta más luz solar tenga, más energía podrá producir el sistema fotovoltaico. La mayoría de los paneles están orientados hacia el sur, donde reciben la mayor exposición.

  • El tiempo de retorno de la inversión se optimiza en los casos en los que el consumo de la vivienda o de la pyme coincide con la curva de generación de la instalación fotovoltaica, es decir, cuando el mayor consumo de electricidad se lleva a cabo a lo largo del día. Este es el caso de las pymes, para las que la inversión se recupera en unos 5-7 años.

    En el caso de las viviendas, dependiendo de la ubicación de la misma, el periodo de retorno de la inversión puede llegar a los 15 años.

  • Sí, realizar una instalación de autoconsumo es perfectamente legal.

  • El peaje de respaldo, popularmente conocido como “impuesto al sol”, se aplica a las instalaciones de autoconsumo cuya potencia contratada sea igual o superior a los 10kW, lo que supone que las viviendas quedan exentas.

  • Depende de los materiales, pero los paneles fotovoltaicos están preparados para durar un mínimo de 25 años. La batería es el elemento con menor vida útil, y dependerá del uso que se le dé, de los ciclos de carga y descarga que soporte, pero se suelen cambiar entre 5 y 10 años, según la tecnología. Los paneles suelen tener una garantía de producción que asegura la generación de por lo menos el 80% de la potencia nominal a los 25 años de su puesta en marcha.