Real Decreto 900/2015 de Autoconsumo

¿Qué significa ser autoconsumidor?

Un autoconsumidor es un consumidor habitual de energía eléctrica que decide generar parte de la energía eléctrica que necesita para su propio consumo, y lo hace de manera local con una instalación de generación, por ejemplo solar fotovoltaica, que está ligada a la instalación de su vivienda, local, nave industrial o comercio, entre otros.

Además, el autoconsumidor podrá instalar sistemas de acumulación para almacenar la energía producida durante las horas de generación en la que no estén consumiendo toda la energía autoproducida.

En España el autoconsumo de energía eléctrica para instalaciones que estén conectadas a la red de distribución eléctrica de su zona está regulado por el Real Decreto 900/2015, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo.

Las instalaciones de autoconsumo aisladas de la red son aquellas en las que en ningún momento existe posibilidad física de conexión con la red y quedan fuera del ámbito de aplicación del Real Decreto.

A continuación, indicamos los principales aspectos a tener en cuenta del Real Decreto 900/2015 para acometer un nuevo proyecto de instalación de autoconsumo.

¿Qué tipos de autoconsumidores existen?

Auto-consumidores de Tipo 1

  • La potencia contratada por el consumidor será inferior a 100 kW
  • La potencia instalada de generación será igual o inferior a la potencia contratada por el consumidor
  • El titular del punto de suministro será el mismo que el de la instalación de autoconsumo
  • Es necesario realizar una solicitud de punto de conexión a la Red de Distribución aun cuando no haya vertido a la red de los excedentes de generación
  • La compañía distribuidora deberá realizar un estudio de conexión y acceso a la red que correrá a cargo del auto-consumidor (según lo establecido en el Real Decreto 1048/2013). Se exime del pago de este estudio a los autoconsumidores de Tipo 1 con vertido cero y una potencia contratada inferior a 10 kW
  • La instalación deberá cumplir con los requisitos técnicos establecidos en el Real Decreto 1699/11, para instalaciones con una potencia inferior a 100 kW, incluido el
 procedimiento de conexión y acceso
  • Se firmará un contrato de acceso con la compañía comercializadora en el que se indicará la opción de autoconsumo elegido (autoconsumo con suministro), con un mantenimiento del contrato de al menos un año.
  • Además se dispondrá como mínimo de dos equipos de medida tele-gestionados y tele-medidos
    • Uno que registre la energía neta generada por la instalación
    • Otro independiente en el punto frontera
  • Opcionalmente se podrá instalar un equipo de medida que registre la energía consumida

Auto-consumidores de Tipo 2

  • La energía excedentaria de la producción será evacuada y vendida a la red de distribución. Por lo que las instalaciones deberán registrarse como productoras según lo establecido en el Real Decreto 413/2014
  • La potencia instalada de generación será igual o inferior a la potencia contratada por el consumidor
  • El titular del punto de suministro será distinto que el de la instalación de autoconsumo
  • Es necesario realizar una solicitud de punto de conexión a la Red de Distribución
  • La compañía distribuidora deberá realizar un estudio de conexión y acceso a la red que correrá a cargo del auto-consumidor (según lo establecido en el Real Decreto 1048/2013).
  • La instalación deberá cumplir con los requisitos técnicos establecidos en el Real Decreto 1699/2011, para instalaciones con una potencia inferior a 100 kW, o del Real Decreto 1955/2000 para instalaciones con una potencia contratada superior a 100 kW, incluido el procedimiento de conexión y acceso a la red
  • Se firmará un contrato de acceso con la comercializadora en el que se indique la opción de autoconsumo elegida (autoconsumo con suministro), con un mantenimiento de la opción al menos durante un año
  • Además se deberá firmar un contrato de acceso a la red en el que se incluyan los consumos de servicios auxiliares de la instalación de generación, o bien, firmar un contrato de acceso conjunto para servicios auxiliares y consumo asociado, si se cumplen algunos requisitos técnicos
  • Como mínimo se requiere la instalación de dos equipos de medida:
    • Un equipo de medida bidireccional que mida la energía neta generada
    • Un equipo de medida que registre la energía consumida total por el consumidor asociado
    • Potestativamente, un equipo de medida bidireccional ubicado en el punto frontera de la instalación
  • Para instalaciones con una potencia inferior a 100 kW y en las que el consumidor y el titular de la instalación de producción sean el mismo, alternativamente a lo anterior se podrá disponer:
    • Un equipo de medida bidireccional que mida la energía neta generada
    • Un equipo de medida bidireccional ubicado en el punto frontera de la instalación
    • Potestativamente, un equipo de medida que registre la energía consumida total por el consumidor asociado
  • En el caso de sujetos acogidos a la modalidad de autoconsumo tipo 2 unidos mediante líneas directas, los equipos de medida serán tales que pueda aplicarse el peaje de acceso a las redes de transporte y distribución sobre la potencia y energía demandada de la red, los cargos asociados a los costes del sistema eléctrico que se apliquen sobre todo el consumo con independencia de su procedencia y el cargo por otros servicios del sistema que se aplique sobre la energía autoconsumida.

¿Cuál es el Régimen Económico aplicable?

Las instalaciones de autoconsumo tienen asociados unos cargos vinculados a:

  • Cargo asociado a la potencia instalada (€/kW año): sólo se aplica si la instalación cuenta con baterías que permitan reducir la potencia contratada con la compañía eléctrica o si el consumo pico supera la potencia contratada con la compañía eléctrica. Este cargo se pagará por la fracción de horas en las que haya autoconsumo.
  • Cargo por la energía auto-consumida (€/kWh): que se regula según la Orden ETU/1976/2016, de 23 de diciembre, por la que se establecen los peajes de acceso de energía eléctrica para 2017.

De manera transitoria y hasta que se desarrolle una metodología de asignación de cargos al autoconsumo definitiva, se han establecido una serie de cargos transitorios por energía autoconsumida.

Estos sobrecostes para las instalaciones de autoconsumo son conocidos popularmente como “impuesto al sol” e implican un coste adicional en comparación con un consumidor tradicional, ya que estarán pagando más peajes para el mantenimiento del sistema eléctrico que el resto de consumidores, siendo además los que menos lo utilizan gracias a la energía producida y consumida localmente.

Se exime del pago de estos cargos transitorios a:

  • Las instalaciones con una potencia contratada inferior a 10kW
  • Las instalaciones ubicadas en las Islas Canarias, Ceuta y Melilla
  • Las instalaciones de cogeneración y frenado de trenes hasta 2020

Las instalaciones que no cumplan con las condiciones administrativas, técnicas y económicas que establece el Real Decreto 900/2015 se les aplicará el procedimiento sancionador, de acuerdo al Título X de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, con tipificación de faltas graves y muy graves.